La terapia visual proporciona al paciente la oportunidad de aprender a usar su visión de la manera más eficiente. Cuando el sistema visual trabaja de una manera más eficaz, se puede recibir, procesar y comprender más y mejor la información visual.

La terapia visual es un programa de tratamiento individualizado prescrito para mejorar o eliminar disfunciones visuales, como problemas de enfoque, coordinación de los ejes visuales, ojo vago, estrabismo o problemas de aprendizaje relacionados con la visión.

Cuando hay problemas en la percepción visual, una persona solo puede alcanzar su potencial a través de los beneficios de la terapia visual optométrica en la cual se aprende una buena bilateralidad del cuerpo, coordinación ojo-mano, percepción de formas, direccionalidad y técnicas de visualización. Las mejoras en el proceso de la información visual beneficiarán todas las áreas de la rutina diaria: escuela, casa, trabajo, deportes, etc.

La terapia visual está programada de manera individual teniendo en cuenta las necesidades específicas de cada paciente. Las habilidades visuales básicas están incluidas en todos los programas, pero existen otras actividades especificas diseñadas para los distintos diagnósticos.

Adaptación de lentes